Manifiesto en forma de constricción en forma de prologo

Reproduzco fielmente todos los valores y antivalores de mi época, les doy vida y los reprimo según las circunstancias históricas; soy un hombre completo, normal; vivo y me dejo vivir; no juzgo: reproduzco sentencias; no tengo ideales pero tampoco me faltan razones para vivir, (que dicho sea de paso también son razones para morir) me procuro el amor, mis dosis de odio: pero sobre todo comparo que me conviene a mi y a los míos en determinado momento; no sueño: creo; no me quejo: invento un nuevo cuento con estos restos de personajes e historias que van quedando. Soy libre igual que todos o lo que es lo mismo no me salgo de los límites de la verdad: la verdad nos hará libres: pero también es cierto que “37 opiniones hacen una verdad”. Soy feliz de que otra manera podría no serlo: “todo esta muy bien, y todo esta muy mal sin duda”.
Creo en la pobreza y en el amor, en el dinero y en el respeto: fe en el bienestar de unos cuantos, consuelo de todos: creo en dios padre y en Maria santísima, y en el chavo del 8, y en bill gates y en marilyn monroe: la televisión es el opio del pueblo: creo en el trabajo y en las ganancias del amor, y en la plusvalía y en esta patria de ambiciosos que llamamos globalización: el trabajo nos hará libres: creo mas me vale: creo…
(A los nuestros: Irapuato, gto mayo 2002)

2 comentarios sobre “Manifiesto en forma de constricción en forma de prologo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *